martes, 14 de febrero de 2012

The JOHN COLTRANE "quartet" , live at the Jazz Gallery, 1960 (parte II)


 Habíamos dejado a la banda de Coltrane interpretando la preciosa y triste Every time we say goodbye, en la que Coltrane expone el tema de forma totalmente ortodoxa, realiza un corto solo y le deja espacio a McCoy para un solo que comienza de una forma totalmnte de aprendiz, y tampoco nos lleva a ningún sitio. Tengo la impresión de que el líder escucha como Tyner no está nada inspirado y por esa razón vuelve a entrar de una foma magistral, con un sólo profundamente enraizado en la melodía de la canción.

Siguen con The night has a thousand eyes , uno de los cuatro temas cortos (en torno a 6-7 minutos) de este concierto de 7 temas,  (Liberia ya os dije que dura media hora, y luego Summertime se va a los 10 y But not for me a los 20, cerrando el disco). Aprovechando este inciso,el repertorio me sorprende bastante, pues por aquella época Coltrane ya tenía suficiente material propio, y sin embargo, salvo Liberia, son todo standards.

Lo más bonito de The night has a thousand eyes , un medio tiempo, esen contra de lo que dijimos antes, el solo de McCoy. Por hacer una paja mental, puede que hubiera llegado tarde al concierto y le costó casi 40 minutos entrar en calor. Porque un tremendo pianista ya lo era en aquellos años, y de hecho 'Trane le tenía echado el ojo hace tiempo para que se incorporara a su cuarteto cuando lo estableciera. Y creo recordar que fueron razones contractuales las que impidieron que se incorporara antes, unido al hecho de que John todavía estaba repartido entre su cuarteto y el trabajo con Miles.




El segundo CD de este magnífico concierto se abre con Summertime, un tema especialmente delicado de interpretar por las centenas de versiones que se han hecho de él. Pero el jefe lo hace totalmente suyo, rozando escasamente la melodía original, y luego, desde las 3 primeras notas del solo de Tyner ya decimos "¡Éste es mi chico!". Ya sabeis la predilección que siento por este pianista, y el papel crucial que creo que jugaba en el JCQ. Pues para estas alturas de concierto ya es plenamente él. En la segunda mitad de Summertime hay lugar para unos no demasiados largos solos de contrabajo y de batería, características ambas del Jazz que no son de mi predilección salvo que el instumentista sea algo excepcional, fuera de serie, como NHOP o Shelly Manne (sí, uno de mis baterías favoritos por la economía y discreción de sus nunca demasiado largos solos).  




I can't get started tiene un valor histórico por encima del musical, ya que es la primera grabación de John al soprano, y no sólo eso, sino que Coltrane nunca la grabó en estudio, a diferencia de la mayoría de standards de este concierto que sí grabó, preferentement para "Coltrane´s sound". Para rematarla, tampoco se conoce otra versión en directo ; hay rumores que sitúan otra grabación en el Showboat de Philadelphia, pero no aparece en los 3 CDs de esos conciertos.  


Body and soul es uno de esos temas que en la partitura debería llevar escrito "¡Cuidado, material peligroso!". Desde las inmortales versiones de Billie Holiday y Coleman Hawkins, es un tema de esos que es inútil versionear, es como intentar re-escribir "Los hermanos Karamazov", misión imposible. (sin embargo, según la relativamente fiable allmusic, hay casi 8.000 versiones). John lo soluciona ignorando practicamente la melodía original, pero para mí es el punto más bajo del disco, aunque los solos son muy bonitos, como de costumbre 



Y ya cerramos el chiringuito con But not for me, con otro estupendísimo solo de JC, y lo qie hace Mc tampoco le va a la zaga, además que, a diferencia de los primeros temas donde John no le dejaba mucho espacio porque le veía totalmente "fuera", aquí le suelta las riendas y le deja a su aire, porque ya le ve "dentro".



Bueno, esto ha sido todo por hoy, espero que os haya gustado. Mi ignorancia absoluta en teoría musical me impide hablar en terminos de progresiones de acordes y esas cosas. A cambio, puedo sentir la música más que analizarla.


Hasta dentro de 2 ó 3 días como mucho, que en principio tengo la idea de escribir un articulillo sobre el fantástico disco de Trane con Tadd Dameron. Ya veis que me estoy formalizando y si digo "mañana hablo de tal", lo cumplo, no como antes, que dejaba un montón de cosas a medias. Pero no tengo miedo de dejar de ser un desastre ni de madurar demasiado : si ahora vierais mi habitación  y la mesa del ordenador (CDs, libros, libretas, cajas con rotuladores, bolis, lápices ; tabaco, dinero, cenicero, taza de café, etc...) diríais "¿pero como carajo se puede concentrar ahí para escribir?"


BUENA DIGESTIÓN DE LA CENA, Y DULCE FINAL DEL DÍA

5 comentarios:

  1. Esplendido comentario. Te felicito por el estilo

    Saludotes jazzeros

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Kuto!! Me ha sorprendido lo del estilo. Cuando me dedicaba a escribir relatos cortos en serio, según mis amigos, los compis del trabajo, mi familia y tal, sí que tenía estilo propio. Ahora estoy recuperando tantas cosas tras mi enfermedad, que quizás hasta tengo estilo. Yo sólo intento ser claro y relativamente conciso, y huir de los palabros altisonantes. Si puedes decir global, a qué cojones decir "holístico"? Coloquial creo que es el mejor lenguaje, yo siempre me planteo escribir cosas que cualquiera sin mucha cultura pueda entender, salvo los a veces necesarios términos en Inglés.

    Un saludazo!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Mario,
    Me has hecho viajar por este tremendo disco, no he tenido más remedio que ponérmelo durante la tarde, hablar de música es difícil y tú lo has hecho apasionante. Felicidades!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, otro enfermito que me parece que compra todo lo que ponga "Coltrane", jajaja. Y es que no creo que este disco sea precisamente mayoritario...

      No sabes lo que tus palabras suponen para mí. Siempre que me quiero poner a reseñar un disco, me entra un pavor tremendo (pavor que venzo, claro) por no estar a la altura y por no tener nociones musicales.

      Por eso aplazo y aplazo el artículo sobre "In a Silent Way", que es mi disco favorito de Miles, lo cual es muuuuuucho decir, y además tengo la edición especial en 3 CDs, o sea que material para hacer la crónica tengo a espuertas. Pero ahí si que me da un pánico justificable ¿Tu disco favorito de tu músico favorito? ¿Cómo caralho te enfrentas a eso?

      Un abrazo!!

      Mario

      Eliminar
  4. Muy bueno cheee, cuanta verdad de body and soul...

    ResponderEliminar